Puente Alado
puentealado.com :: Literatura
Sábado 08 de Septiembre del 2018 19:09 hs

La filosofía es cosa de valientes

La filosofía es una disciplina que cada vez se instala más fuerte en nuestras agendas de debate y en nuestras charlas de café. No sólo nos llega por las frases célebres que compartimos en redes sociales sino también por las series que consumimos en netflix como “Merlí” o los programas de radio y tv en los que Darío Z nos invita a escuchar planteos existenciales de una manera sencilla. Esta cruzada global de la filosofía, también se da en La Rioja a través de experiencias como las que propone la filósofa Aldana Cuello, en espacios como Filo Café y los seminarios de filosofía. En esta nota, hablamos con ella.

 

Aldana Cuello, filósofa
Aldana Cuello, filósofa

Escribe Patricia Espeche - PUENTE ALADO


Aldana daba clases en el nivel secundario. Allí detectó en sus estudiantes la inquietud por cuestionar algunos contenidos. Pero más que una necesidad ajena, lo que la motivó fue una necesidad propia.

“Dando clases en la escuela secundaria empecé a detectar el interés en los estudiantes, más que por el contenido por la discusión sobre el contenido. En realidad, eso es la filosofía. Ellos me pidieron hacer algo más, salir del contexto áulico. Entonces surgió la idea del café filosófico donde tocábamos diferentes temas y por allí comenzaron a circular muchas personas interesada en esos abordajes”.

Lo que pasó con los encuentros de Filo café  fue tan bueno, que Aldana empezó a organizar seminarios.

 

La parresía

El seminario de filosofía que comenzó hace unos meses atrás tiene una perspectiva particular que parte de una noción de Foucault: “la parresía”, que significa decir la verdad asumiendo un riesgo por decirla.

“Es una noción que incluye prácticas en la historia que proponen como virtud para el filósofo la valentía, aún más que la sabiduría y otras virtudes”, explica Aldana. “Hablar desde la valentía implica que el filósofo es aquel que es valiente”.

En el seminario se recorren diferentes autores. La idea es analizar si esos autores de alguna manera entran en la categoría de “parresiastas”, asumiendo una verdad que es tal, porque asumen un riesgo de muerte al decirlo. Además es una forma de ver a la filosofía de manera inclusiva y no excluyente. Es concebir a la filosofía a través de la valentía.

Aldana propone ciertos autores y el público debate si son o no parresiastas. Platón, Marx, Epicuro, Hipatia… son algunxs de lxs que integran la grilla.

“Epicuro es un autor que yo trabajo mucho porque tenemos muy poco material. Se encargaron de censurarlo históricamente, sobre todo en la edad media porque quemaron todos sus escritos. Entonces la idea es retomar esas lecturas en este recorte que hace la academia de la filosofía. A mi me gusta tomar esos autores que están en segundo lugar. Muchas son mujeres como Hipatia, una filósofa matemática y astrónoma, asesinada por ser acusada de bruja”.

El seminario tiene un costo de 600 pesos para público en general y 500 pesos para estudiantes y jubiladxs. Pero además se puede pagar con trueque. “La idea es que nadie se quede sin hacerlo. Más en estos tiempos… Hay gente que me paga con comida y hasta con copitas menstruales”, cuenta entre risas Aldana.


Filósofxs, aquí y ahora

“Siento que estos encuentros no fueron pensados para responder a una necesidad de la gente, sino en una necesidad mía como filósofa de poder entrar en discusiones con otras personas sobre lo que a mí me gusta. Y al no encontrar espacios ya armados de filosofía para poder sumarme, surgió esta idea”, reflexiona la promotora de Filo café.

“Para mí el filósofo o filósofa se transforma y cambia en función de las demandas de cada época. No sé qué tantas cosas podría ser, pero algo que nunca debería dejar de ser es valiente”. De acuerdo al mito de la caverna, donde un esclavo sale y luego vuelve. “El que salió necesariamente tuvo que ser valiente. Moverse o cuestionar la estabilidad de esos lugares no es fácil y requiere mucho valor”, analiza. “El filósofo viene a generar inestabilidad. A mostrar la otra cara de lo que es dado. Eso implica valentía”.

Para Aldana, siempre hay un costo por atreverse a cuestionar. “A veces puede ser un costo personal porque uno cambia en el proceso. Y a veces puede ser un costo material como perder un trabajo, que fue lo que me pasó a mí por ejemplo”.

 

La libertad de pensar y cuestionar

Cuando le preguntamos a Aldana si está conforme con lo que se viene generando en La Rioja en torno a la filosofía, responde desde un lugar muy personal:

“Hay todo un movimiento de la filosofía hoy que está llegando a lugares impensables. Eso juega a favor de quienes estamos atravesados por la filosofía y que la elegimos como una forma de vida. Estoy conforme con lo que se generó. El grupo es heterogéneo y hay ideas que se comparten y otras que no”.

Ella se asume como alguien con definiciones identitarias muy fuertes: es feminista, es antiespecista… y la lista puede continuar. Sin embargo, aclara que a los encuentros llega gente que no adhiere a corrientes específicas como el feminismo o el marxismo pero quiere saber de qué se trata.

“Hay una paradoja que surge de la dialéctica del amo y del esclavo de Hegel. Sostiene que hay una idea falsa de que el esclavo acepta esa relación de opresión con el amo porque tiene miedo de perder su vida. Pero yo digo que eso es una falacia porque no hay vida posible si no tenés tu libertad. Porque eso quiere decir que ya le diste tu vida a alguien más”, remata Aldana y deja la puerta abierta para seguir cuestionando.

 

La Rioja, 08 de septiembre de 2018