Puente Alado
puentealado.com :: Música
Jueves 21 de Junio del 2018 17:06 hs

“Sabe el Viento”: Tod@s hacemos cultura

A la hora de financiar producciones independientes, cada vez toma más fuerza la modalidad de crowdfunding o financiamiento colectivo. Ana Robles se prepara para grabar su tercer disco y comparte con nosotros la experiencia y el reto de lograr este objetivo.

Escribe Patricia Espeche - PUENTE ALADO


Sabe el viento es su tercer disco solista y contiene 12 temas de su autoría, en un nuevo intento por compartir sentidos y vivencias.

Las recompensas ofrecidas son:

1 disco online / 1 disco físico /1 disco físico y entrada a un concierto presentación/ Pack de 3 discos distintos/ Pack de 3 discos “Sabe el viento”/ Disco físico sabe el viento y una clase de piano, composición o arreglos con Ana/ Taller grupal “círculo de percusión y canto”/ Taller grupal de composición de canciones/ Concierto privado de Ana.

Esta variedad de opciones en las recompensas, pone de manifiesto una nueva forma de interacción público-artista en los procesos de producción… e indefectiblemente, nos lleva a preguntarnos ¿Qué tan consciente somos de esto?

A pocos días de cerrar el plazo de vigencia de este proyecto colaborativo en la plataforma Idea.me, charlamos con Ana.

P.A.: ¿Por qué elegiste el crowfunding cómo método de financiamiento para hacer este disco nuevo?

A.R.: Hace un tiempo que vengo viendo y colaborando con otros proyectos a través del financiamiento colectivo. Es un modo de autogestión que en los tiempos económicos que vivimos y con las posibilidades que brinda el internet es fantástico. No es fácil tampoco, si bien la plataforma (en este caso Idea.me) se encarga de tener el proyecto "Sabe el Viento" disponible a nivel mundial, el creador tiene que, personalmente estarse comunicando con los posibles colaboradores. Es un poco intenso, pero al final ves quienes realmente te "bancan" como público, como amigos y como familia también. Y hacer un proyecto con toda la gente que me quiere o que quiere mi música es algo bello.

 

P.A.: ¿Qué respuesta recibis de la gente?

A.R.: En general ha sido muy buena y yo estoy muy contenta. Y creo con muchas fuerzas que voy a llegar a recaudar lo que necesito para poder grabar. Aunque a veces algunas personas te mandan mensajes rechazando sin siquiera haber visto el enlace o sin entender qué es lo que pedís. Lo que se pide a través del crowdfunding es juntarnos entre todos a hacer posible un proyecto creativo, esto es un disco de música original, que de otro modo no puede salir al mundo. A cambio de la contribución el colaborador recibe el disco, o packs de discos, entradas, talleres, clases, conciertos. No es una cuestión de caridad, sino un intercambio genuino entre el creador y el público.

P.A.:¿Desde dónde producis el disco?

A.R.: Yo no trabajo de músico, yo soy músico y en mi cabeza están sonando cosas todo el tiempo. Las músicas que hago vienen de muy adentro y es una necesidad mía ponerlas afuera. Qué suenen, que viajen y que resuenen con otras almas que están en la misma frecuencia. Por eso es importante hacer tu arte desde un lugar honesto, ser quien soy con todo lo que eso implica y bancarse los "likes" y "dislikes". Hago esto en mi búsqueda de ser una mejor persona y con la esperanza de que le sirva en algún lado al que escucha a sentirse mejor, y a ver las cosas desde otro ángulo.

P.A.: ¿Con que otras acciones apuntalas esta iniciativa?

A.R.: En este momento estoy haciendo muchas redes sociales, mucha prensa, fotos, gestionando un registro audiovisual de la grabación en estudio. Y personalmente comunicándome con todos para hacerles llegar el proyecto.

P.A.: En la propuesta de financiamiento colectivo ofreces varios paquetes, que incluyen el disco también actividades. ¿Cómo crees q influye este sistema en la relación artista-público?

A.R.: Se puede colaborar con montos muy pequeños como los $200, que habilitan la bajada digital del disco. Montos intermedios que son packs de discos y clases particulares en los $700 y $800; y montos más elevados, como los talleres grupales de $2mil y conciertos privados en $3mil. Creo que el público se convierte en parte del disco, hace realmente posible que el disco exista.

P.A.:¿Cómo estás viviendo esta etapa artística ahora que estás radicada en Córdoba?

A.R.: Estoy muy contenta y muy activa, tengo un montón de ideas nuevas y estoy activando algunas que habían quedado por ahí, a medio hacer en algún rincón de la cabeza y el corazón. Hace unos años que estaba viajando a Córdoba a tocar y había hecho muchos amigos, músicos y hacedores de la cultura que han estado ahí para hacer posible mis conciertos. Y la inercia que tiene este lugar es lo que estaba buscando para instalarme a hacer. Ha sido un cambio grande para la familia, pero estamos todos muy activos y entusiasmados.

Si después de leer esto, sos consciente de que junt@s podemos seguir haciendo cultura, te invitamos a sumarte y colaborar ingresando a este link.

 

La Rioja, 21 de junio de 2018