Descubrir los rincones de Chilecito

Descubrir los rincones de Chilecito

Descubrír encantadores parajes como Cuesta de Miranda, La Mejicana, el Cable Carril, el Cristo Articulado de Famatina, son algunas de las cosas que te ofrece el oeste riojano. Solo tenes que animarte a disfrutar de la cuna del Torrontés riojano, siguiendo caminos totalmente asfaltados y con el eje de la Ruta 40. Ahora vamos a conocer Chilecito.

 

Escribe Poly Badoul - PUENTE ALADO


Esta zona de La Rioja es una combinación entre el encanto rural serrano y obras contemporáneas que sorprenden a quienes logran descubrirlo. Al Oeste del departamento Chilecito, Miranda y Sañogasta ofrecen esparcimiento entre minifundios, cerros y cardones que invitan a ser caminantes y llevarse colores, aromas, paisajes, entre el sonido de pájaros y acequias cristalinas.

Desde allí, se puede tomar la “Ruta de la Producción” en Nonogasta, para aparecer en inmediaciones del Aeropuerto Juan F. Quiroga, apreciando contrastes de plantaciones de tomate, morrón, vid y oliva, bodegas, fábricas de aceite, situadas entre las monolíticas Sierras de Paimán y el gigante Velasco. Y muy cerca, en Anguinán, se encuentra el laboratorio científico de vanguardia en Bío Genética, con visitas guiadas que dan la posibilidad de maravillarse aprendiendo desde los orígenes embrionarios hasta los viveros de especies autóctonas e introducidas.

Inserto en este paisaje montañoso está Chilecito, capital del departamento homónimo. Las bodegas, museos, capillas, el Cristo del Portezuelo, son la recomendación turística habitual, pero una opción diferente es salir a caminar por “El Rincón”, barrio donde sus vecinos tomaron la montaña como extensión de sus jardines. Allí, un senderito permite subir hasta “La Cruz” y tener una vista privilegiada del valle.

La ciudad mantiene el encanto pueblerino, siendo centro la Plaza Caudillos Federales, donde bares y restaurantes ubican mesas para disfrutar la sombra y la brisa del privilegiado clima local. Puede disfrutarse al pie del Cristo del Portezuelo, en la terraza del shopping o en muchos otros puntos de ciudad y distritos a muy pocos kilómetros, tanto vino Torrontés, el alfajor de vino, los helados artesanales como comidas rápidas o  platos de cocina tradicional que componen la oferta gastronómica local.

La Ruta 40 atraviesa literalmente a Chilecito. Después de algunos kilómetros hacia el norte, tomando un desvío de 17 km (ripio), se llega a Antinaco (Famatina), antiquísimo pueblo rural al pie de las máximas alturas de la Sierra del Velasco. Su ubicación escondida hizo de éste un pueblito de genuina personalidad riojana, con huertas, parrones, frutales con su propia naciente de agua; sustentando su sincretismo en un cementerio característico y una capilla colonial con la belleza de la sencillez ancestral.


Jueves 07 de diciembre de 2017

Comentarios

Mapa del sitio
Power by Diego Gardella